jueves, 27 de abril de 2017

Cuando el sexo con tu esposo, SI es la solución



¿Recuerdas cuando recién te casaste y no podías estar ni un minuto lejos de tu esposo? ¿Recuerdas que podían pasar horas en cama disfrutando del otro? Yo si lo recuerdo, yo estaba emocionada de que por fín tenía ese tiempo privado con mi esposito y que por mí nunca se acabe. Luego llegaron las hijas.

No tardamos mucho para comenzar a procrear, entonces no tuvimos mucho tiempo de Luna de Miel cuando nos dimos cuenta que ya no pasábamos mucho tiempo juntos acurrucados en la cama como ántes. Pero todo pasó tan rápido que no lo notamos al instante, las noche en vela y los días cansados llegaron y se apoderaron de nuestras vidas y con ella nuestra nueva hermosa bebé que nos llenaba de alegría los días y las noches a pesar de llevar ojeras que nos llegaban hasta los pies.

Y así pasaron los años, nació nuestra segunda hija y llenó nuestra casa con más amor pero también aumentó el caos y disminuyó el tiempo para nosotros. Daddy Nate y yo lo hacemos todo solos, no tenemos a los abuelos o los tíos como para escaparnos de la rutina e ir a pasar un tiempo sólo nosotros y nuestra relación comenzó a deteriorarse lentamente.