martes, 31 de enero de 2017

Yo abandoné el entrenamiento para quitar el pañal y el biberón


Como mamás primerizas, queremos que nuestros hijos reciban todo el cuidado que se merecen y que pasen por todas las etapas en el momento que les debe corresponder.

Pero algo que vamos aprendiendo con el tiempo es que realmente los niños crecen y se desarrollan a su propio ritmo, cosa que para nosotras las mamás es difícil asimilar, sobre todo si nuestros hijos no están caminando o hablando cuando la mayoría de su edad ya lo hace.  

Entre esas cosas que a muchas de las mamás nos llega hasta a estresar es, que no dejen el pañal y el biberón. Yo les cuento cómo fue mi experiencia. 

Cuando Naya cumplió dos años, yo me afané muchísimo en que deje el pañal por que ya se iba a convertir en hermana mayor. Así que hice mi calendario con stickers y la incentivaba a ir al baño y celebraba aún si botaba una gota. Hasta hice el programa de tres días sin pañal y fue un completo desastre. Naya simplemente no estaba lista y se estaba convirtiendo en una tortura para ambas. 

martes, 10 de enero de 2017

Baby Lead Weaning y otros trucos para que aprendan a comer de todo





Varias veces me han preguntado, qué cosa he hecho con mis niñas para que coman de todo y a tan cortita edad comiencen a comer solitas. Hoy, les voy a compartir algunos truquitos que espero que te ayuden.

Les cuento que yo también he pasado por el estrés y desesperación cuando mis hijas no comen pero siempre recuerdo lo que me dijo una vez una enfermera "todos los niños pasan por una etapa en la que andan inapetentes, es normal; puede ser que esté un poco empachado de días anteriores y aún no ha ido al baño; otras veces pasan unos días sin comer justo antes de dar un estirón y pasada esa etapa se quieren comer toda la cocina"
Así que siempre lo tengo en cuenta cuando las nenas me rechazan la comida.

Así que cuando esto sucede hago lo siguiente, les doy de comer cada dos o tres horas. Suena contradictorio ya que el problema es que no quieren comer. Sin embargo, cuando les ofrezco snacks pequeños cada cierta hora, ellas tienden a recibirlos con mejores ánimos.
Siempre opto por los snacks más saludables a mi alcance. Si hay fruta, les doy eso en el desayuno, unas horas después, les doy uvas, en la tarde les invito zanahorias bebés o pimientos dulces recién cortados, en la noche, una sopita calientita. Todo en pequeñas porciones y si andan medio estreñidas, la cáscara de las frutas y la sopita caliente va a ayudar a su organismo a procesar mejor.