jueves, 28 de enero de 2016

Mi mejor truco para dormir largas horas con un bebé.


Cuando tuve a Naya y ella aprendió a dormir largas horas por la noche, pensé que me había tocado una super bebé. Con Nicolette,  no hice muchas cosas diferentes,  solo que Nico lacta y solo le damos un par de onzas de fórmula cuando estoy fuera de casa y no dejé leche o en la madrugada cuando estoy muy cansada.

Pero algo que si he hecho igual en las noches es bajar todas las luces en señal de que es hora de dormir y envolverlas como lo hacían las abuelitas.


Por instinto natural, a los bebés les gusta estar apachurrados y calientitos. Pero claro, en nuestras panzas ellos han estado re apretaditos. Es por eso que cuando llega la noche y Nicolette esta satisfecha en la pancita, yo la envuelvo con sus mantitas pero apreto cuidadosamente sus brazos y torso.

Otra razón por la que me parece genial envolverlas es porque evita que se despierten de un susto.  Vieron que los recién nacidos hasta los 6 meses aproximadamente,  se asustan porque sus brazos pierden el control y terminan despertandose.

Al envolver a mis chiquitas,  las hago sentir protegidas. Naya y Nicolette poco a poco han comenzado a dormir horas mas largas y sólo se despiertan cuando tienen hambre.

Dicen que a algunos bebes no les gusta que los envuelvan. Pero yo digo que para que ellos esten tranquilos, deben haber tomado hasta estar satisfechos y deben estar adormecidos y no olvidar apretar adecuadamente con cuidado y verán como duermen rico. Mis dos hijas han peleado las mantas cuando han estado con hambre y despiertas listas para la aventura.




Este es mi truquito para que mis nenas duerman mas horas. Mucha lechita y que duerman apachurraditas y calientitas, cuál es el tuyo?

Un besote y hasta la próxima hermosas!

Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 20 de enero de 2016

2 meses con 2. ¿Cómo ha cambiado mi vida?

Hola hermosas. Han pasado 10  semanas desde que dí a luz a mi pequeña Nicolette y hay muchísimas cosas que han cambiado en mi vida y les voy a contar now!

1. Soy una vaca lechera.
    Con Naya,  no tuve éxito dando de lactar. Me frustre mucho y no busqué ayuda.  Pero desde que estaba embarazada de Nico, me había decidido a tener exito con la lactancia y busqué ayuda. De hecho no sabía mucho sobre como iba a ser y que pasaría horas dando de lactar. Todo eso daría como resultado mi cuerpo pidiendo dar la leche y si no lo hacía, tenía que sacarmela o explotaba.

2. ¿Dormir?
    Como dije, Naya tomaba mas botellas y dormía muchas horas luego de darle botellazas de leche, además heredó los genes dormilones de su padre y aprendió a dormir sola por largas horas a las 2 semanas. Mi amada Nicolette, toma a demanda y si bien es cierto, hay noches en las que duerme de 11 a 4 a.m, hay varias noches en las que necesita levantarse a tomar varias veces. Al día siguiente aunque quisiera, no me puedo ir de largo con el sueño porque tengo otra boquita hambrienta que alimentar y no tiene mucha paciencia.
¿Siestas? La última vez que tomé una fue un día antes que nació Nicolette. ... 8 semanas atrás.

3. Solo tengo 2 brazos.
    Nicolette estuvo con oxígeno por 1 mes ya que vivimos en altura y sus pulmones aún necesitaban ayuda. Por lo tanto, tratar de cargarla y transportarla con su tanque para preparar el desayuno, o levantar  a Naya del piso luego de una caida, mientras cargo a Nicolette, ha sido imposible. Aún no he desarrollado el super poder hacer dos cosas a la vez, aún mas si una de ellas es dar de lactar.

4. Mi casa, es mas caótica que antes.
   Yo soy Mrs. Clean, necesito tener la casa limpia para no perder la sanidad emocional. Sin embargo,  estas semanas han sido difíciles porque tengo que lidiar con una casa desordenada, pisos llenos de pelo de perro, una cocina con los platos apilados, juguetes y sillitas de bebé por todos lados. Hasta ahora, he estado pidiendo a mi esposo extra ayuda , pero si él no está, cierro los ojos y respiro porque debo disfrutar de mi caótica vida bella.

5. Naya tiene un "timing " preciso.
    Esto lo he escuchado en otras amigas con sus hijas y si, estoy a punto de dar de tomar a la bebé y Naya tiene ganas de ir al baño. O estoy poniendo a la bebé en su cama muy dormida y a Naya le da por cantar fuerte en tono altísimo que termina despertandola.

6. El hermano menor llora mas.
    Porque debe esperar a ser alimentado mientras estoy atendiendo a la mayor, además el llanto de la menor es mas lindo que los gritos-de-tono-alto-que-los-perros-pueden-escuchar-de-lejos de mi Naya.

7. Tengo haaaambre.
   No se si es porque estoy dando de lactar todo el dia pero muero de hambre y sed. Lo malo es que siento que estoy engordando y no como dicen los mitos de la lactancia que debería bajar y recuperar mi peso luego de dar a luz #lies

8. Hacer ejercicios
   Al comenzar el año, hice mi plan de ejercicio. No me he rendido aún porque recién vamos unos días desde que comenzó mi año pero mi tiempo y mis energías son limitadas y estoy buscando segundos para estirar mis músculos, hacer un par de pesas y inscribirme a clases en el gimnasio (que me cuesten y me motiven a asistir) y estos días debo ver a una nutricionista para aprender a comer mejor.

Update: he comenzado una nueva dieta y estoy asistiendo a 2 clases pagadas en el gimnasio y me encantan. Estoy bajando centímetros y puedo relajarme mientras sudo la gota gorda 

9. Naya me necesita
    He comenzado a sentir que mi Naya me necesita mas que antes. Puedo ver sus ojitos tristes mirándome mientras doy de lactar a Nicolette, me ha comenzado a pedir que le dé su biberón con leche y que tome su mano antes de dormir.
Eso me rompe el corazón y hasta he llorado pensando en su carita triste y como madre me encantaría tener el super poder de duplicarme para darle la atención que solía darle, y estoy en el proceso  de enseñarle que mi amor hacia ella no ha cambiado y que mami ahora necesita atender a dos, tres con daddy, cuatro con el perro jajaja.

 Mi familia estuvo  por fiestas con nosotros y ahora que estoy con las dos sola todo el día,  siento que estoy aprendiendo a tener mas paciencia, a usar mi mejor voz para enseñar y corregir.
Pero hay días en los que termino muy agotada que no se si sobreviviré a esta nueva etapa como madre... y mi esposo ya esta pensando en un tercer hijo #estaloco.

Un beso hermosas! Hasta la próxima!

Image and video hosting by TinyPic


lunes, 11 de enero de 2016

El día que llegaste a nuestras vidas my sweet Nicolette

Dicen que el segundo embarazo y el nacimiento del segundo bebé es mas fácil, yo no creo que sea así para todas. Pero si creo que cada embarazo y delivery es único y especial , al menos así lo sentí con mis dos embarazos.
Con este embarazo, sentí que ya sabía que esperar. Las náuseas,  los mareos, vómitos,  mi panza crecer y por supuesto, los dolores de parto.

Estaba a un día de cumplir 38 semanas de embarazo y ese día recuerdo fué el día mas agotador de todo este embarazo. En realidad, toda la semana me la habia pasado pensando que no faltaba nada para que dé a luz, pero ese día  sentí que mi cuerpo se estaba preparando para el parto.

Esa noche, me fui a ver a unas amigas ensayar para una presentación en la que iban a representar al Perú y les ayudé tocando el bombo. Todas me dijeron que posiblemente la siguiente vez que nos veríamos yo iba a tener a mi bebé en mis brazos y no estaban lejos de la verdad.

Esa noche, mi mente se la pasó pensando que en cualquier momento iba a dar a luz. Me desperté al rededor de la 1 a.m al baño y recuerdo haber pensado "no creo que vaya a tener este bebé hoy" y me eché a dormir y minutos después sentí un chorro se agua salir de mi y me desperté asustada y dije "nooo, me oriné o se me rompió la fuente". Fuí al baño y en verdad, había roto fuente.

Desperté a mi esposo y comenzamosa alistarnos. Ya teníamos la maleta lista, sólo debíamos alistar a Naya y salir al hospital.  Nos tomó una hora hacer todo eso, encima había una tormentaza de nieve afuera y sabíamos que nos iba a tomar un poco más llegar al hospital.  Para esto aún no sentía contracciones.

Llegamos un poco mas de las 3 a.m al hospital. Para eso yo no solamente botaba un poco de líquido,  tenía todo el pantalón mojado a pesar de estar usando una toalla higiénica y era incontrolable.  Nos chequearon y nos ingresaron a nuestra habitación. Naya se había despertado así que ella también estaba disfrutando de la atención y engreimientos de laa enfermeras que le decían que pronto iba a ser hermana mayor.

Pasaron las horas y no dilataba ni sentía contracciones. Mi doctora favorita, quién también trajo a Naya vino a verme y me dijo que como mi cuerpo no estaba listo para dar a luz aún,  me iban a inducir lentamente. Así que comenzaron con una dosis pequeña.

Luego, regresaron y aumentaron la dosis, eran la 3 de la tarde. Comenzamos a caminar, con Nate, por los pasadizos del piso de maternidad y poco a poco comencé  a sentir las contracciones a hacerse mas fuertes. El pediatra de mi hija vino a visitarnos para avisarnos que otro doctor se encargaría de mi bebé pero que él regresaba al siguiente día y luego no recuerdo que mas pasó porque lo único que recuerdo es que los dolores eran cada vez mas fuertes y no queria sentarme porque podía tolerar mas estando parada.

Para esto debo mencionar que Naya estaba ya en los casa de uno amigos jugando con sus amigos y los abuelitos iban a pasar por ella eiban a pasar la noche con ella en nuestra casa.

Mi esposo me dijo "Ahora si parece que estuvieras en trabajo de parto" y yo también lo sentía. Había llegado la hora de pedir mi amado epidural, les tengo que decir, yo soy de mente abierta cuando tengo que sar a luz. Si mis fuerzas me dan, yo aguanto el dolor, pero si ya no puedo pensar y solamente quiero llorar, yo acepto el epidural y así fué.

Era al rededor de las 6 cuando me pusieron el epidural.  Aún podía sentir un poco del dolor y comenzaba a sentir presión. Cuando la enfermera vino a medir, tenia 4 c.m de dilatación.  Luego vino 20 minutos después  y tenía 8 c.m. Había avanzado rapidísimo!

Comenzaron a traer todas las cosas que necesitarían para recibir a mi bebé.  20 minutos después otra vez me midieron y ya esta a en 10 c.m! Había llegado la hora. La enfermera comenzó una vez mas a enseñarme a como pujar mientras mi doctora se alistaba, practicamos unas cuantas veces (7 p.m) y me decían que ya estaba cerca de nacer. 7:18 mi doctora me dijo "ok, es hora de traer a esta bebé al mundo" y le dij "ok!"

Me pusieron un espejo para ver y soy sincera, me pareció la mejor idea porque sabía lo que estaba haciendo y cuanta fuerza debía poner. 7:19 p.m un pujoncito mas y Ya! nació!

Recuerdo ver su pequeña carita y escuchar su grito.  Inmediatamente me la pusieron en el pecho mientras la limpiaban. Comencé a decirle que la amaba y estábamosacá para ella. Recuerdo claramente como mi corazón se expandió y amaba a esta bebé con la misma intensidad con la que amo a Naya.

Pasamos dos días en el hospital y cada minutos nos enamorabamos mas de ella.
Naya vino a conocer a su hermana al día siguientey fué amor a primera vista.


Este miércoles 11, mi pequeña cumple un mes. Siento que ha pasado rapidísimo pero estoy disfrutando cada segundo porque se que en cualquier momento las voy a ver ir yendo a la universidad y ya no las podré apachurrar como ahora.

Y ustedes hermosas, ¿recuerdan la primera vez que vieron a sus tesoros? ¿Recuerdan todo lo vivido, las emociones y los dolores?

Es rico volvera escribir y contarles mis vivencias. Las quiero mamis! Hasta la próxima.  




Image and video hosting by TinyPic