sábado, 28 de marzo de 2015

Mala madre




Hace varias noches Naya no ha estado durmiendo bien y se esta levantando a llorar en medio de la noche. En el día, ella gasta muchísimas energías y en la noche esta tan cansada que no puede llegar a dormir sola. Esto, me esta agotando emocional y físicamente porque al no dormir ella en la noche, en el día también se pone a renegar por lo que ella considere necesario.

Las ideas de como calmarla, consolarla y hasta hacerla sentir mejor se estan agotando. Es más, ultimamente siento como si mi paciencia no se recargara de la noche anterior y a la primera queja o llanto me molesto y termino resondrando a mi hija.

Me siento una mala madre. Siento como si no conociera mas a mi hija y todo lo que hace me parece extraño y me molesta que ahora presente ese tipo de comportamientos. No significa que haya dejado de amarla, porque eso es imposible, pero siento que las ganas de ver el lado positivo de las cosas, han disminuido.

jueves, 12 de marzo de 2015

Sobornando a mi hija

Muchas veces he escuchado "yo soborno a mi hijo porque de esa forma se queda calmadito y puedo hacer mis cosas". Pero, me pongo a pensar, ¿qué tanto beneficio, a la larga tiene el sobornar a nuestros hijos?

Son muchas las mamás que con orgullo me han dicho "aca practicamos el soborno" y nunca pude procesar porque ellas tendrían que usar ese método con sus hijos.

Ahora tengo una hija debo admitir que criar a un hijo no es tarea fácil. No solo porque no sabes que personalidad va a tener tu hijo sino porque si nunca has sido madre, no tienes ni la mas mínima idea de como criar a un hijo -cuidar a un sobrino, hermanito o los hijos de tu amiga no cuentan. #eslaverdad  

Y si, muchas veces es difícil estar en público con un hijo haciendo berrinche porque no le compraste el juguete que quería o no se quiere comer las espinacas en el restaurant. Igual, personalmente no creo que sobornar a mi hija a cambio de que se comporte, sea la solución. 

miércoles, 11 de marzo de 2015

A cocachos.... sigo aprendiendo

Alguna vez han escuchado este poema hecho por Nicomedes de Santa cruz? Habla muchísimo sobre del tipo niñez que tuve. Pero hay algo que no ha cambiado es que aún sigo aprendiendo y muchas veces tiene que doler.

La semana pasada, perdimos repentinamente a un tío muy amado. Me dolió muchísima su partida, pero mas dolió estar lejos de mi familia. En un momento me molesté mucho conmigo misma, con Dios y  es por todas las cosas, no tan gratas, que nos han venido pasando desde finales del año pasado. Lo tomé muy personal, porque sentía que Dios me estaba probando la paciencia y no entendía que cosa quiere que aprenda. 

Hablando con mi padres, pude escuchar los comentarios del resto de mi familia pero el comentario de mi abuelito fue el que mas me tocó. El le dijo a mi papá, que la vida era definitivamente corta y que somos temporales en este mundo y que solo Dios sabe porque nos lleva en el momento que él decide; y todo esto lo dijo muy calmado sin rabia alguna. 

The terrible 2



Muchas veces he escuchado de las mamás acá acerca de este término  "Terrible 2". Todas las mamis me han dicho que esta es una etapa muy difícil para los padres.

Yo siempre he considerado a Naya como una bebé muy fácil de criar. Pero desde hace un mes aproximadamente he visto cambios en mi bebé que jamás habia visto antes, ha comenzando a hacer berrinches y hasta a finge su llanto cuando no le permitimos hacer lo que ella quiere.

Mi hija solamente tiens 19 meses y cuando se lo comenté  a mis amigas me dijeron "básicamente este es su sebundo año de vida, por lo tanto ella esta llegando a los terrible 2.

Me entró la curiosidad de saber lo que realmente debo esperar de este segundo "Terrible 2" y esta es la información  que encontre de fuentes confiables  aka otras mamás.

1. Entienden todo lo que les dices. Cuando me di cuenta de que Naya entiende cada una de las palabras que le digo y responde "si, no" o "yeah, nou", me quedé con la boca abierta y me encantó porque ahora si puedo hablar sin tener que explicar mucho con señas y dibujitos -jaja.

2. Comienzan a hablar. Es el momento en el que saben decir que no y lo dicen queriendo. Naya dice "no, I won't" y siento que cada dia aprende nuevas formas para decir que no. Lo cual me lleva al siguiente punto